Categoría: Comunidades

Comunidad de San Miguel Arcángel

En el año 1961 fue fundada la comunidad de San Miguel Arcángel, siendo 33 personas las que conformarían las primeras familias de dicha comunidad. Los jefes de familia se dedicaban a las labores de campo, como la agricultura y la ganadería debido a que todos ellos eran ejidatarios. En este nuevo comienzo sintieron la necesidad de estar bajo la bendición de Dios, por lo que se unieron para tomar la decisión de cómo se llamaría su comunidad. Teniendo presente a San Benito y a San Miguel Arcángel, ya que habían sido fuente de su inspiración para este nuevo origen. Tomando la decisión de que a partir de ese momento seria San Miguel Arcángel, quien los protegiera junto a las bendiciones que Dios derramara sobre ellos. Desde entonces cada año se celebra el día 29 de septiembre, la fiesta del santo patrono con una pequeña fiesta donde hacen charreadas y una Misa.

Por el tamaño de la población, al principio no había escuela ni un templo, siendo como fuente de conocimiento una escuela móvil. Las familias de inmediato notaron esta grande necesidad, en ese mismo año se iniciaron la construcción de la primera aula con apoyo del gobierno, pero logrando obtener solamente la impartición de clases hasta grados previos a sexto por lo que los alumnos tenían que terminar sus estudios de primaria en las comunidades vecinas.

Al igual que la escuela era importante, también era la religión y las primeras misas se empezaron a celebrar en lo que era la escuela, e iba el sacerdote Francisco quien era el párroco de la parroquia San Juan Bautista de San Juan del Rio, después el encargado de celebrar las misas en dicha comunidad fue el padre Marcelo, del cual se aprendió mucho, ya que él, se daba el tiempo de enseñar a la gente del pueblo, todo lo relacionado con la santa misa. Con el tiempo se vio la necesidad de iniciar la construcción del templo, pero no había un terreno en donde construirlo, por lo que el C. Juan Pérez Reséndiz dono un pedazo de uno de sus terrenos para iniciar la obra. Inaugurando la obra los mismo pobladores, al ser ellos quienes colocaran la primera piedra que conformarían lo que fue un pequeño tejado de tabique, que no media más de 4 metros por 4 metros y ahí se realizaban las misas en ese tiempo ya teníamos la imagen de San Miguel, en un pequeño cuadro que fue donado por el Sr. Guadalupe Reséndiz. Con el paso del tiempo aún se continúa la construcción del templo a través de faenas, cooperaciones, kermeses, y algunos apoyos del gobierno y la buena voluntad de la gente porque aún faltan cosas por hacer.

Cuando fue tomada, como una de las comunidades que formaran la parroquia de Jesús el Buen Pastor y en aquel entonces el sacerdote Víctor Ferro, (proponía) tirar lo que ya estaba construido, ya que todo empezó a construirse sin algún plano, solo con las buenas ideas de los pobladores, pero la gente no aceptó generando con esto que se acordara, que se respetara la construcción. Trabajando en conjunto con los sacerdotes de la parroquia desde el padre Gabino Tepetate, con el padre Daniel, hasta ahora con el Padre Miguel Cano y por un tiempo con el padre José Guadalupe, se han transmitido a la comunidad conocimientos de fe y esperanza, por seguir en una vida de esfuerzo y lucha.

No dejando de lado sus raíces, cada año al término de semana santa toda la gente del pueblo, se va al cerro a convivir con sus familias y a no olvidar los dones que les han ofrecido aquellos campos y la semilla de unión y cooperación que Dios ha sembrado en ellos.

Alegres festejamos el 25 aniversario de nuestra parroquia y en esta semana también la festividad de nuestra comunidad.

Fuente: Recopilado por habitantes y encargados de la comunidad.

 

Comunidad de Cazadero

La historia de la Iglesia de El Cazadero, data de aproximadamente del año de 1540, con la llegada del Virrey Don Antonio de Mendoza a los llanos de El Cazadero, lugar donde habitaban indios otomíes.
El nombre de “El Cazadero”, se debe a la información que circulaba sobre la gran cantidad de animales de la zona y que el año de 1540 se llevó a cabo la cacería más grande de la que antes se haya hablado, y es de aquí de donde se toma el nombre de la comunidad.
Para este tiempo, se sabe que la Hacienda que presenta un estilo Yucateco, ya se había construido y dentro de ésta misma, en un pequeño espacio se llevaban a cabo celebraciones privadas o especiales que solo eran para la realeza, éstas celebraciones eran presididas por sacerdotes que venían desde España y se celebraban en latín.
Con el paso del tiempo, Don Antonio de Mendoza mandó construir una capilla a un costado de la Hacienda y quien por iniciativa propia regaló las primeras imágenes a la comunidad, éstas fueron la Purísima, Sagrado Corazón y la imagen de San Bernardino; los ornamentos y vasos sagrados que se encontraban en la Capilla, eran objetos de oro y telas finas que eran exportadas y elaboradas en España.
Con la muerte de Don Antonio de Mendoza, la Hacienda y la Capilla pasó a manos de la congregación de monjas “Clarisas” quienes atendieron por un tiempo el lugar. Tiempo después, Miguel Peón tomó posesión de la Hacienda para tomar las riendas de ésta y hacerla más productiva, para este tiempo, la Parroquia de Polotitlán brindaba servicio a la comunidad de El Cazadero, donde de igual manera, las primeras celebraciones se hacían en latín y de espaldas a las personas, años más tarde se cambió esta orden y se comenzó a celebrar en castellano, como en este tiempo las normas de la Iglesia eran muy estrictas, a las mujeres no se les permitía la entrada al templo con la cabeza descubierta ya que era una falta de respeto hacia Dios, así como también no se tenía permitido tener la Biblia en los hogares de cada persona, éstos textos sólo los podían tener los sacerdotes.
En este lugar, se realizaban las fiestas patronales dedicadas a la Virgen de Guadalupe, a quien se tomó como patrona del pueblo, se realizaban misas y juegos tradicionales como palo encebado, puerco encebado, entre otros. Ya para los años de 1931 a 1935, cuando se encontraba en el poder el gobernador Saturnino Osornio, se desató la guerra cristera, cruzándose con la cristiada, lo que generó una orden del gobernador para cerrar todas las iglesias y escuelas privadas y crear la escuela pública; narran algunas personas que jinetes entraron a la capilla de la hacienda montados a caballo y saquearon el templo, los ornamentos los utilizaron para hacer caronas para sus caballos y el cáliz y copones para tomar en las cantinas, después de haber saqueado la capilla, ésta se convirtió en escuela durante varios años.
Después de que saliera del poder Saturnino Osornio, la Capilla regreso a manos de los dueños de la Hacienda, donde se tuvo una asamblea y se decidió que se donaría para el pueblo y éste se haría cargo de ella.
En el año de 1945, en la comunidad de El Cazadero, fue testigo del peor desastre que por accidente haya ocurrido en nuestro municipio: el choque entre un tren de carga y uno de pasajeros que transportaba peregrinos a San Juan de los Lagos, esta tragedia dejó 150 muertos y más de 300 heridos.
Con el paso del tiempo, la comunidad fue creciendo y la Capilla era pequeña para esa cantidad de personas, ya que a la misma acudían personas de San Miguel Arcángel y otras comunidades. Con la llegada del padre Santos Dal Vianco a la comunidad (él realizó su primera misa en tierra mexicana), se acordó elaborar un templo más grande que alcanzara a albergar a las personas. En este periodo la comunidad ya era atendida por la Parroquia de San Juan Bautista y posteriormente pasó a integrar a la Parroquia de Jesús el Buen Pastor.

En el año de 1960, se comenzó con la organización y recolección de cooperaciones para la construcción de ésta, el padre Santos con apoyo de los señores Pedro Cruz, Juan Aguilar, Aurelio Cruz, entre otros. El diseño del templo y la búsqueda de benefactores para la construcción de éste, estuvieron a cargo del padre Santos y para el 24 de noviembre de 1974, se fundó el templo de Santa María de Guadalupe, tal como que se conoce actualmente.
Este templo, como ya se mencionó antes, está dedicado a Santa María de Guadalupe, donde se realizan dos fiestas, una fiesta chica que se lleva a cabo el 12 de diciembre y la fiesta grande que se realiza el segundo fin de semana del mes de enero de cada año. Cabe mencionar que la comunidad cuenta con cuatro capillas que están dedicadas a Santa Cecilia, Santa Anita, San Isidro Labrador y Capilla de la Hacienda, en cada una de estas se realizan diferentes actividades que permiten el acercamiento de los fieles.
Algunos de los sacerdotes que han dado servicio a la comunidad: Margarito Vargas, Antonio, Reinaldo, Jesús Sánchez (quien inaugura Adoración Nocturna en 1957), pastor Trujillo Nava, Andrés Ocio Corona, Martin Rocha Huerta, Francisco Herrera, Víctor Ferro (Vicario). Sacerdotes Xaverianos: Santos Dal Vianco, Cesar, Santiago, Natalio. Parroquia Jesús el Buen Pastor: Gabino tepetate Hernández, Gabino Martínez, Daniel (Diacono), Miguel Cano Nolasco, José Guadalupe Mejía (Vicario), Jorge Jiménez (Xaveriano).
UNIDOS POR LA FE, UNIDOS POR EL AMOR, UNIDOS POR EL ESPÍRITU QUE CRISTO NOS DEJÓ. La comunidad de El Cazadero se une al festejo de los 25 años de nuestra Parroquia de Jesús el Buen Pastor
Fuente: Recopilación de habitantes de la comunidad El Cazadero, San Juan del Río. Salvador Paredes Estrella (Pastoral de la comunicación)

[Arriba]

Comunidad de Palma de Romero

La comunidad de Palma de Romero, comenzó a formarse en 1910 por la creación de la Hacienda Guadalupe Helgueros, propiedad del señor Jesús Helgueros, quien se casó con la señora Feliciana Reséndiz Chavez, siendo estos los primeros habitantes, posteriormente comenzaron a habitar personas provenientes de la comunidad de Paso de Mata, y es ahí cuando se empiezan a celebrar las primeras misas que se daban una vez al año.

Después se construyó un cuarto que servía para los habitantes de esta comunidad como capilla.

En el año de 1915, se seguían haciendo las misas cada año, después se empezaron a dar las primeras catequesis infantiles y para 1936, estos niños que pertenecían a comunidades como Buenavista y el Cuarto Centenario realizaron su primera comunión.

Durante estos años visitaban a la comunidad sacerdotes misioneros, los cuales celebraban las misas y bendición de los animales. El cuarto que se utilizaba como capilla ya no se usó,  si no que ahora se realizaba la celebración eucarística en la casa de la señora Catalina Reséndiz, en el año de 1970 aproximadamente; Estas celebraciones ya se realizaban cada 15 días, oficiadas por el padre Marcelo, el padre Albino y el padre Víctor Ferro, misma donde se realizaban bodas y bautizos. Pasado algunos años ya no fueron en esta casa, sino que se comenzaron a celebrar en la calle debajo de un huizache, ahora siendo estas celebradas por el padre Francisco Herrera, quien llego en el año de 1986 y ahora eran cada mes.

Este sacerdote fue el que promovió que se hiciera un lugar estable para las celebraciones y fue entonces cuando en 1989, se formó un comité de obras para la construcción del templo teniendo como presidente al señor Genaro Gonzales y como ayudantes a los señores Tereso, José, Nicolás y Margarito.

En el año de 1991, llego el padre Gabino Tepetate el cual oficiaba las misas cada ocho días, siendo los días martes la celebración eucarística y quedando el día 12 de diciembre como la fecha de la fiesta patronal de la comunidad.

Actualmente las celebraciones eucarísticas son celebradas por el párroco Miguel Cano, al cual agradecemos que las siga celebrando cada 8 días, y también le agracemos por las catequesis que nos han ayudado, en la formación para dar un mejor servicio a la comunidad.

Fuente: Habitantes de la comunidad y encargados. 

 

[Arriba]

Comunidad de Palmillas

Entre los años de 1940-1950 se construyó la capilla con ayuda de los  señores Domingo Romero,  Pedro Ávila, Francisco Bautista, Genaro Romero, José Arteaga, Jesús Romero y con ayuda de toda la comunidad iniciaron la construcción de la capilla, en la que antes se celebraba la santa misa llevando piedras, agua y materiales de distintos lugares a donde se construía la capilla años después se contaba con la presencia del Sr. Obispo Alfonso Toriz, que celebraba el sacramento de la confirmación, asistiendo personas de las comunidades vecinas.

Con una imagen de la virgen de Guadalupe que se peregrinaba por las casas se quedó en el  altar de esta capilla y en honor a ella,  las fiestas patronales se han festejado el 12 de diciembre, festejándole también en el mes de marzo.

Viendo la necesidad de la comunidad que ya no había espacio para tantas personas, iniciaron con una nueva obra en el año de 1993 Con  la autorización del Sr. obispo Alfonso Toriz y el apoyo del padre Gabino Tepetate Hernández que en ese tiempo era párroco, se construyó un templo más grande pensando a futuro, formando un comité que apoyo a la construcción.

Buscando medios  para financiar la obra visitando presidentes, gobiernos, y aportaciones de la comunidad con un plano original, en se fue levantando el templo acatando órdenes de la comisión de arte sacro.

 Cuando el gobierno aprobó la casa de salud en la comunidad en el año del 1999, se dividió el lugar dando parte del atrio de la iglesia pensando siempre en las personas de la comunidad quedando a un costado la casa de salud.

Con dos imágenes la misma magnitud de la patrona del templo nuestra señora de Guadalupe, una donada por el Sr. David Mendoza que luce en la sacristía del templo y la otra traída de San Miguel de Allende pintada al olio que fue donada y está en el altar.

 

Así a través de kermeses, rifas, gobiernos, peregrinos, donadores y la cooperación de los integrantes de palmillas se ha llevado acabo la obra. Desde el año 2000 se celebró la santa misa en el templo nuevo.

Cumpliéndose 23 años del inicio de esta obra el día 12 de diciembre del presente año se dará por concluida la construcción del templo y se tocaran por primera vez  las campanas del templo.

Unidos a la parroquia Jesús el Buen Pastor, festejamos el 25 aniversario de nuestra parroquia. Como párroco el Pbro. Miguel Cano Nolasco.

Fuente: Recopilación de habitantes de la comunidad, Paulina Marlene Coto Sánchez e integrantes de las pastorales.

 

[Arriba]

Comunidad de Paso de Mata

La primera capilla para el culto católico con la que contó nuestro pueblo, se cree que se construyó en 1910, y ya por estas fechas celebraban la fiesta en honor a la Santísima Virgen María de Guadalupe para agradecer a Dios por las cosechas.  Actualmente Paso de Mata es cabecera Parroquial y lleva por nombre “Parroquia de Jesús el Buen Pastor”, en el pasado, nuestra comunidad pertenecía a la jurisdicción eclesial de la Parroquia de San Juan Bautista, por algún tiempo, Paso de Mata fue Vicaria fija y prestaron sus servicios los Padres Alejandro Ledesma e Ismael Hernández (q. e. p. d.), además de innumerables sacerdotes que fueron Párrocos y Vicarios en la Parroquia de San Juan del Río. A petición del Padre Francisco Herrera, quien fuera párroco de San Juan por casi 20 años, y que hace un par de años que ha fallecido, se promueve la comunidad de Paso de Mata como Sede Parroquial de una nueva Parroquia. Del Templo actual, la primera piedra se bendice en 1976 y con el gran apoyo e ímpetu del Padre Víctor Ferro Moya, quien fuese en aquel tiempo Vicario de San Juan, se empieza a construir y se dar por terminado el Templo Parroquial que hoy en día todos conocemos.

Una vez aceptada la petición del Padre Francisco Herrera de hacer de Paso de Mata Cabecera Parroquial, se busca el título de la Nueva Parroquia y se acuerda en llamarle “Jesús el Buen Pastor”, así el 9 de marzo de 1991 es consagrado el Templo actual para el culto divino, y el 16 de septiembre del mismo año se erige por Decreto del Obispo de la Diócesis, Mario De Gasperín Gasperín, la Nueva Parroquia  de “Jesús el Buen Pastor” en Paso de Mata, San Juan del Río, Querétaro, quedando bajo sus jurisdicción las comunidades de Cazadero, San Sebastián de las Barrancas Norte y Sur, Santa Bárbara (La Cueva), Palmillas, Puerta de Palmillas, San Miguel arcángel (El Ranchito), Los llanitos, Buenavista, Palma de Romero y Paso de Mata. Monseñor Florencio Olvera Ochoa, en aquel entonces Vicario General de la Diócesis, y ahora Obispo de Cuernavaca, le entrega la Parroquia al primer Párroco, el Padre Gabino Tepetate Hernández, a él le ha correspondido iniciar el trabajo de hacer conciencia de Parroquia y de poner los cimientos de un trabajo más organizado a favor de la fe. Después de una decena de años, llega el segundo Párroco, el Padre Gabino Martínez, quien apoyado por el Padre Vicario Daniel Mendieta, continúan con la labor de Dios por un espacio de dos años. El Padre Gabino Martínez, debido a su salud, permanece poco tiempo a cargo de la Parroquia. Actualmente el Señor Cura es el Padre Miguel Cano Nolasco, quien con toda seguridad esta continuando con la labor iniciada por sus antecesores.

Se celebran dos fiestas en esta comunidad, la primera el fin de semana más próximo al 12 de febrero con motivo de la fundación del pueblo, y se honra de manera especial a la Santísima Virgen María en su advocación de Guadalupe.

La otra festividad es la del Santo Patrono de la Parroquia, Jesús el Buen Pastor y se celebra el cuarto Domingo de Pascua en una fecha movible. Ambas fiestas son importantes, aunque la segunda debería serlo aún más por celebrar al patrono parroquial, aún nos falta promover la fiesta del Jesús el Buen Pastor y darle el realce que merece. En el censo que se llevó a cabo bajo la dirección del Padre Gabino Tepetate, se arrojó un conteo de aproximadamente 500 familias y con un promedio de 5 a 6000 habitantes tan solo en nuestro Pueblo de Paso de Mata. Contamos con una Escuela Primaria ya de antaño y con una Secundaria Técnica, así como pre-escolar. Ya existen algunos profesionistas originarios de este poblado; algunos licenciados, ingenieros y maestros, así como dos sacerdotes hijos de este pueblo; el Padre José Guadalupe Chávez, fallecido hace ya muchos años y el Padre Jorge Jiménez, Padre Xaveriano. Contamos con servicio de agua potable y con instalaciones aun sin usar de drenaje, desde hace aproximadamente 14 años, se tiene el servicio de línea telefónica y luz eléctrica desde hace ya algún buen tiempo.

De la cultura propia de nuestro pueblo, hace algún tiempo se destacaba la charrería, y no había fiesta del pueblo sin un jaripeo o una charreada, desgraciadamente parece que esta manifestación que se sentía muy propia, se está extinguiendo para dar paso a otras actividades no tan de nosotros los mexicanos como los rodeos. Podríamos decir que aunque nuestro pueblo va mejorando y progresando poco a poco, hasta ahora, si lo comparamos con otros poblados, no pierde aun del todo su cultura, aunque hace falta rescatar algunas manifestaciones que se han ido perdiendo, para seguir siendo a mucho orgullo una ranchería, sí, pero con afanes de progreso, gente de rancho ¡también! pero noble y con ganas de progreso intelectual, físico, espiritual y cultural.

Ojala nunca se acaban los saludos de todos para con todos, que no se extingan las buenas costumbres como las señoras que muy temprano acuden al molino para moler su nixtamal. No dejemos que se apaguen los cantos de los gallos y el cacareo de las gallinas muy de madrugada, que se sigan escuchando el rebuznar de los burros y que sigamos mirando por nuestras calles las caravanas de juntas y burros con el arado a lomo para ir en compañía de sus dueños a la milpa. Que sigamos oliendo la leña que se quema, que el anuncio de tortillas recién echadas se siga viendo cuando veamos salir el hilillo del humo que sube escapando por las rendijas de las tejas. Que aun queramos disfrutar de los frijoles sancochados al calor de la leña. Salvemos la naturaleza de nuestro entorno, que veamos de nueva cuenta el verde esmeralda de los magueyes y los nopales, las tunas y garambullos, no olvidemos la música el olor y el color de nuestro ayer que es el secreto de nuestro hoy.  

Fuente: Documento elaborado aproximadamente en el 2006 por el Padre José R. Mejía
[Arriba]

Comunidad de Buena Vista, Palma de Romero

La historia de Buena Vista, Palma de Romero. Comienza en el año 1971, cuando 4 familias originarias del poblado vecino Dolores Godoy llagaron a fundar la comunidad de Buena Vista.
En el año de 1974 se celebraban las misas en casa del señor Magdaleno González Quintanar, por el Sr. cura J. Luis Landaverde viendo la necesidad de construir una capilla, en ese mismo año el señor Socorro Arteaga comisariado de la comunidad, dona el terreno para la actual capilla y fue entonces cuando el 6 de enero de 1975, se coloco la primera piedra para la construcción del templo por el Sr. Cura J. Luis Landaverde apoyando el mismo a la construcción con material y mano de obra, para la realización de la capilla.
Formaron un comité de construcción: Presidente: Sr. Sixto González, Tesorero: Sr. Gabriel Olvera, Secretario: Florentino Hernández.
Fue entonces cuando el Sr. Ramiro González Hernández dono la primera imagen de la virgen de Guadalupe y desde entonces es nuestra santa patrona. Perteneciendo en ese momento a la parroquia de San Juan Bautista, a partir de esta fecha la fiesta patronal se celebraba el 12 de diciembre de cada año. Con velaciones con la imagen por parte de alberos y alberas de la comunidad.
A partir del año 2004 se formo un comité de fiesta por el Sr. Manuel Pichardo Castillo y se cambio la fiesta patronal para la ultima semana del mes de octubre y en esa misma celebramos ahora 45 años de la fundación de nuestro pueblo.
Hasta ahorita se sigue utilizando la misma capilla para la santa misa por el párroco Miguel Cano Nolasco. Esta ya el proyecto para la ampliación del templo por el comité de construcción en el cual es el presidente el Sr. Silvano Hernández. Esperamos que pronto este listo para que vengan a conocerlo.
Sean todos bienvenidos a la comunidad de Buena Vista, festejamos juntos este 25 aniversario con nuestra Parroquia Jesús el Buen Pastor.
Fuente informativa por los habitantes de la comunidad.

[Arriba]

Puerta de Palmillas

Es una comunidad ubicada casi a los límites de San Juan del Rio, su historia comienza alrededor de los relatos de la capilla “antigua”. Esta capilla fue construida en el año de 1915 por el entonces dueño de la hacienda de Palmillas, el señor José María Romero, en los límites de las haciendas de Cazadero y Palmillas.
Entre los años de 1920 y 1925; los campesinos cansados de las malas pagas y de los maltratos a los que eran sometidos por parte de los hacendados, decidieron iniciar un ejido; pero sería hasta el año de 1935 cuando este ejido fue reconocido oficialmente. A partir de este año se le da el nombre de Puerta de Palmillas; llamado así porque se encontraba una puerta pequeña hecha de piedra con barro la cual dividía a las haciendas de Cazadero y Palmillas
Junto con el inicio del nuevo ejido también se haría uno de los lugares más emblemáticos de la comunidad el bordo de “las habas” (hoy conocido como la cañada) este bordo se haría con el esfuerzo de todos los campesinos, quienes lo construyeron totalmente a mano para el beneficio del ejido.
Puerta de Palmillas fue adquiriendo costumbres religiosas inculcadas por los sacerdotes que venían de vez en cuando a celebrar la Santa Misa, una de estas costumbres fue de empezar a celebrar el día 12 de diciembre como día de fiesta patronal, para ello un grupo de señores entre los años de 1945 y 1950 se fue en peregrinación hasta la basílica de la Virgen de Guadalupe para pedir una imagen. La cual fue dada con la condición de que no estuviera solo en la capilla sino que, fuera peregrinando de casa en casa. Algunos años más tarde se abandonaría esta costumbre hasta el año 1984 cuando se retoma que la imagen visitara las casas de la comunidad y se sacara una vez al año al campo para pedir por el buen temporal.
Conforme iban pasando los años, la comunidad iba creciendo hasta el punto de que, en las misas que se celebraban ya no cabían las personas ni adentro ni en el atrio. Entonces el Padre Víctor Ferro Moya quien era el vicario de la parroquia de San Juan Bautista se presenta en 1987 en una asamblea de la comunidad para pedir un terreno y empezar la construcción del nuevo templo; y fue así que el 13 de marzo de 1987 se pone la primera piedra para la construcción del templo.
El padre Víctor motivaba a todas las personas a apoyar en la construcción del templo, se hicieron kermes, se vendió ropa y cuentan algunas personas que hasta el padre puso dinero de su bolsillo. En ese mismo año se tomó por decisión del Padre Víctor Ferro y de algunos señores de la comunidad de hacer el templo en honor a Cristo Rey; ya que había muchas comunidades que tenían su templo en honor a la Virgen de Guadalupe.
A partir de que se puso la primera piedra se empezó a celebrar la misa en ese lugar, las personas llevaban su silla o banco para participar de la celebración, a pesar de que solo estaban los cimientos.
Con el esfuerzo de todos los habitantes y la motivación del padre Ferro se logró levantar los cimientos del templo. A partir de ese año se comisiono a un comité para la construcción del Templo de Cristo Rey siendo el señor Epigmenio Lujan el primer presidente de construcción quien junto con el señor Juventino Navarrete empezaron a recaudar año tras año cooperaciones en toda la comunidad; poco a poco iba llegando ayuda económica de varias partes una de ellas fue el apoyo de la mayoría de los migrantes que estaban en Estados Unidos, quienes algunos años mandaron sobremesas para seguir construyendo el templo.
En el año de 1996 el altar fue consagrado por el Obispo Emérito de Querétaro Monseñor Mario de Gasperin Gasperin, por algunos años Mons. Mario estuvo viniendo a las fiestas patronales de la comunidad. Conforme iban pasando los años se iba conformando mejor la comunidad cristiana. Formándose varios grupos entre ellos el coro y un grupo juvenil.
También había señoras de buena voluntad quienes empezaron hacer kermes para comprar los primeros ornamentos. Y así poco a poco y con el apoyo de todos los habitantes se ha llegado a terminar el templo.
Cabe mencionar que en los últimos años el templo de Cristo Rey se ha mantenido por la aportación que anualmente hacen las personas de la comunidad y también por varias familias que se han hecho bienhechoras desde dar un peso a la salida de la misa dominical hasta donar ornamentos completos.
Gracias a todos los habitantes de esta comunidad por su fe y su perseverancia. Dios bendiga cada obra que hagan en su nombre.
Fuentes: Documentos de bienes inmuebles históricos, relatos de algunos habitantes de la comunidad.

[Arriba]

Comunidad de los Llanitos

Los Llanitos, Palma de Romero.

El ejido de Palma de Romero es de gran extensión colindando con comunidades como El Rodeo, San Francisco, Cuarto Centenario, Palmillas, Puerta de Palmillas, Santa Bárbara y Dolores Godoy, con ésta última se compartía el ejido. Algunas personas como el Sr. Guillermo Morales, Sixto González y Domingo Hernández vivían dentro de dicha comunidad.

Al deslindarse los ejidos en 1954 fueron expulsados de sus casas, por lo que pidieron al delegado de Palma de Romero el señor Pedro Olguín, un lugar en donde vivir, dándoles un terreno donde ya habitaban algunas personas como el Sr. Zenón Hernández, Emiliano Hernández, Matías Morales entre otras; por lo menos 8 familias y se contaba con una hacienda de la cual decían había sido dueño un tal José Trejo dando origen al nombre de la calle principal, aunque es parte de Palma de Romero algunas personas la conocían como parte de Dolores Godoy.

En el año de 1976 cuando se iniciaron los trabajos para introducir la red de agua potable, se preguntaba el nombre del lugar a lo que respondieron “Llanitos”, ya que así se llamaba el lugar donde los niños jugaban.

Para practicar su vida de fe en Jesucristo y María Santísima algunas personas se trasladaban hasta la comunidad de Buenavista caminando entre 40 y 50 minutos. Otras a la comunidad vecina la cual pertenecía a la parroquia de San Juan Bautista.

Fue en 1996 cuando las señoras Juanita Bartolo, Manuela González, Guadalupe Reséndiz y algunas más que formaban parte del grupo CEB (Comunidad Eclesial de Base) con la autorización del párroco Gabino Tepetate Hernández hicieron visiteo invitando a formar parte del grupo logrando reunir a 15 personas entre niños y adultos como las señoras Araceli Becerra, Josefina Hernández, Rosa Hernández, Ma. Del Pueblito Ramírez, Lorenza Hernández y Crescencia Pérez entre otras (se reunían en una casa) donde se celebró la primera misa el 1 de mayo de 1997 día de San José Obrero por lo que se nombró patrono del grupo CEB.

Por diferentes causas salieron de la casa y su punto de reunión fue debajo de un mezquite a un costado de la hacienda.

Se realizaban las actividades del grupo como escucha de la palabra de Dios, convivios, kermes y una vez al mes la Santa Misa. Viendo la necesidad de tener un lugar donde cubrirse de las inclemencias del tiempo pidieron al delegado al Sr. Francisco Ávila un terreno donde construir una ermita a lo que respondió que convocaría a una reunión a los habitantes de Llanitos para sugerirles que se construyera una capilla. La primera reunión fue el 06 de febrero del 2000 y la respuesta de los habitantes fue favorable y ese mismo día se formó el comité de construcción. Formado por el Sr. Antonio Morales Reséndiz, las Sras. Araceli Becerra, Cristina Conrado, Laura Morales y el señor Raymundo Hernández.

El terreno ya estaba, pero había que empezar de CERO.

No ha sido fácil ya que algunas personas se niegan a participar, pues no reconocen a Paso de Mata como cabecera parroquial y en ese tiempo al sacerdote Gabino Tepetate como autoridad eclesial; aún con todos los desafíos se empezaron los trabajos el 16 de julio del 2000 poniendo la primera piedra nuestro párroco Gabino Tepetate también se acordó que se tuviera como patrono de la comunidad a San José Obrero celebrando su fiesta cada 1 de mayo.

Cabe mencionar que ha habido mucha participación de la comunidad ya que algunas cosas que hay en el templo han sido donadas por personas de buen corazón como el Sr. Pablo Becerra quien contribuyó con la imagen de la Santísima Virgen de Guadalupe y el Sr. Isaías Ramírez quien donó el primer ornamento del sacerdote. Y muchas personas más que comparten lo que tienen para que poco a poco tengamos un templo donde se vive la fe de un pueblo.

A 16 años de lo que parecía un sueño es ahora una realidad que nos mantiene unidos a nuestro párroco Miguel Cano y así mismo a nuestra parroquia Jesús El Buen Pastor bajo la protección de nuestro santo San José Obrero.

Datos recabados de:

Habitantes de la comunidad.
Actas del comité de construcción de la Iglesia.

[Arriba]

La comunidad de San Sebastián de la Cruz

Una breve historia de la capilla de la Santa Cruz en la comunidad de San Sebastián de las Barrancas, Norte. De acuerdo al relato de algunas personas de la comunidad, cuentan que todo inicio debido a una epidemia (fiebre), que afecto principalmente a los niños y había veces que morían 2 o 3 niños por semana y esto se repetía frecuentemente. Por el año de 1954 un padre Franciscano que llego a la comunidad y estuvo aproximadamente un mes visitando los hogares, les dijo a los habitantes de la comunidad que podían hacer oración y para esto mando colocar un monumento y una cruz de madera. Para esto un grupo de personas, se organizaron y empezaron a rezar 3 rosarios al día, para pedir a Dios y con intercesión de la Virgen de Guadalupe, se retirara esta enfermedad. De ahí este lugar se quedo como centro de catequesis infantil y así duro por varios años.
También se dice que la primera campana que se colocó en este centro de catequesis fue por el año de 1978, por cooperación de los habitantes de la comunidad y con ayuda del Padre Ferro, que en ese entonces era vicario del santuario de San Juan del Rió.

Después se organizaban kermeses esto por los jóvenes y algunos adultos, amas de casa, para así recabar fondos y poder seguir con la construcción de un tejaban con láminas de asbesto para la catequesis de los niños, la cruz que originalmente se tenia, se reemplazo por una de cantera que actualmente se encuentra a un costado de la capilla.
Recordar al padre Santos Dal Bianco y al Sr. Crisóforo Reséndiz Q.E.P.D, por su fortaleza en la fe y que sembraran en muchos habitantes de la comunidad, la necesidad de construir una capilla, principalmente para que asistieran los adultos mayores que no podían cruzar el arroyo para asistir a la misa dominical, que se celebraba cada domingo en San Sebastián Sur.
Ya por el año de 1980 con apoyo del Padre Adolfo Misionero Xaveriano, se realizaron trabajos de techumbre con loza de concreto, en esos años los jóvenes eran muy participativos, formaron un coro y grupo juvenil, en el cual organizaban pastorelas, representaban el viacrucis.

Inicialmente incorporados a la parroquia de San Juan Bautista, de San Juan del Río, por varios años y asistidos por sacerdotes del Seminario Xaveriano, en las celebraciones de la santa misa, cada mes aproximadamente. Algunos de los sacerdotes que nos han asistido en la comunidad por mencionar algunos son: El padre Santos Dal Bianco, el padre Santiago, el padre Guillermo, el padre Carlos, el Padre Rafael Mares, el padre Felipe Rebollo, el padre Gabino Tepetate, el padre Gabino Martínez, el padre Daniel, el padre J. Guadalupe Mejía, y el Padre Miguel Cano.
Ya en el año 1991 que se forma la parroquia Jesús el Buen Pastor, en Paso de Mata, con el paso del tiempo y con mayor numero de habitantes en la comunidad, se ha venido cambiando la frecuencia de la santa misa. Hoy en día se cuenta ya, con un sagrario y con la celebración dominical cada semana, regularmente en sábado. Además el equipo de catequistas, liturgia, monaguillos, ministros y demás pastorales, participan de la formación permanente en la cabecera parroquial, que ha impulsado nuestro párroco Pbro. Miguel Cano Nolasco.

Las festividades principales de la comunidad son: El 3 de mayo para venerar, la exaltación de la Santa Cruz, que se viene realizando desde hace 25 años aproximadamente, y el 12 de diciembre para la veneración de la Santísima Virgen de Guadalupe. Cabe mencionar que habitantes de la comunidad desde muchos años han participado en la tradicional danza del Rey Celso y Rey Saúl, para la Festividad de San Sebastián Mártir y ahora también participan el 3 de mayo.

En marzo del 2015 se inicia la remodelación de la entrada de la capilla, el sagrario y el altar.

El 19 de Junio del 2015, tenemos el honor de recibir por primera vez en nuestra comunidad a Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, IX Obispo de Querétaro, quien bendice el altar y el sagrario. En la celebración de la eucaristía, alrededor de 35 niños reciben su primera comunión. Así como también instituye a algunos ministros extraordinarios de la sagrada comunión, al servicio de la parroquia y de sus comunidades.

Agradecemos la colaboración de todas las personas que han hecho posible la edificación de esta capilla, ya sea con su aportación económica, con su mano de obra, con sus oraciones pero sobre todo al Dios Grande y Bueno que nos bendice cada día.

Con gran alegría de festejar estos 25 años unidos como parroquia Jesús el Buen Pastor y a la Diócesis de Querétaro, celebremos juntos.

Fuente: Esto recopilado por encargados y algunos habitantes de la comunidad.

[Arriba]

La comunidad de Santa Bárbara

La Historia de la Capilla de Santa Bárbara, esta forjada por una bella tradición, antes de que se construyera la actual capilla. El pueblo se congregaba en la Capilla de la hacienda, ahora llamada “la antigua”, ya que como en muchos lugares el hacendado era el dueño de las tierras, hasta que vino la revolución y se repartieron a los trabajadores; sin embargo con el transcurso de los años se continuaba celebrando la Misa en la capilla de la hacienda. Según relatos recabados del Libro Escrito por el Padre Tiberio Munari, Misionero Xaveriano “Un Corazón para México”, encontramos un capítulo “El Anciano Cristero de La Cueva”, donde podemos encontrar parte de esta tradición, junto con el testimonio de la misma gente del pueblo. En este libro se narra, cómo llega a la comunidad, –una tarde del 1967- según narra don Nemesio Osornio Ochoa.

El muy querido Padre Santos Dal Bianco, misionero Xaveriano. Quien a partir de ese momento, sería quien cada ocho días celebrará la Santa Misa. Menciona también Don Nemesio, la iglesia era pequeña para tanta gente, y era incomodo , por lo que el Padre Santos vio la Necesidad de una Nueva Capilla, a pesar de que la gente era pobre se inició la construcción, (según el grabado de la primera piedra) inicio un 4 de diciembre de 1968 Por Algunos testimonios hemos sabido que no hubo quien no colaborara en esta obra, trabajaban día y noche los varones haciendo trabajo pesado, a lo que las mujeres les colaboraban con taquitos e incluso arrimando piedras del cerro y agua de la presa; también colaboraban los niños. Cuentan en aquel entonces toda la gente trabajaba con gran alegría al lado del Padre Santos.

Todo este Esfuerzo fue Premiado 8 años después, un 7 de Octubre de 1976, este día se hizo una procesión para traer a la nueva capilla la imagen de la Virgen del Rosario, hubo también la Visita del entonces VII Obispo de Querétaro Sr. Dr. Don Alfonso Toriz Cobián, en compañía del Cura de San Juan del Rio, J. Luis Landa Verde, el P. Cesar, el P. Guillermo Pasini ya que en esos tiempos se pertenecía a la parroquia de San Juan Bautista. También presentes P. Lorenzo Fantini y el P. Santos Misioneros Xaverianos. Quienes celebraran la Santa Misa, este día se Consagró el altar, con las reliquias de primer grado (pequeñas estillas de hueso) de los Santos Severo y Magno; y la coronación de la imagen de la Virgen del Rosario, como protectora de la comunidad (porque no se tenía una imagen de Santa Bárbara), entre las imágenes mas antiguas, está el Sagrado Corazón, la Virgen del Carmen, la Purísima Concepción, El Cristo y la Virgen de Guadalupe. Desde entonces esta festividad del 7 de Octubre. Se tomaría como la propia de la comunidad hasta que llego la primera imagen de Santa Bárbara, traída a la comunidad por el Padre Adolfo, también Xaveriano. Cambiando evidentemente la festividad al 4 de diciembre, con ello también la tradicional danza, que en sus inicios era el 12 de diciembre, posteriormente el 7 de octubre y por ello que se tomaron este día como el inicio o “la entrega de Rosa” para la festividad del 4 de diciembre.

Siempre acompañados de los Xaverianos quien celebraban la Eucaristía. Hasta la promoción de la Parroquia de Jesús el Buen Pastor. En Paso de Mata. Gracias al padre “Panchito” párroco de San Juan y su vicario el Padre Ferros. Se cuenta también al respecto del nombre, que originalmente era “Ejido la cueva” y que fue el dueño de la hacienda quien le pondría a la Comunidad el nombre de Santa Bárbara ya que él era devoto de esta Santa, por ello que se conozca como “Santa Bárbara la Cueva. “ Por todo ellos que en esta Comunidad se hace una Pequeña festividad el día 7 de octubre, recordando aquel momento de la consagración del altar y la coronación de la Imagen de la Virgen.

Podemos decir que se tiene doble Patrocinio, el de La Virgen del Rosario y de Santa Bárbara.

Fuente: Algunos habitantes de la comunidad de Santa Bárbara, del libro “UN CORAZÓN PARA MÉXICO” escrito por el Padre Tiberio Munari, Misionero Xaveriano

[Arriba]